Las trampas de Volkswagen al descubierto


Cuanto más sabemos acerca del tema de las ilegalidades de Volkswagen, más surrealista nos parece todo. En la manipulación de las emisiones de NOx fue necesario un proceso de I+D, creando un programa que bajara estos parámetros para que así los coches cumplieran con las especificaciones. Sin embargo, en el tema del CO2 la cosa fue mucho más burda y se mezcló aceite con gasóleo para mejorar los datos de consumo.

Las trampas de Volkswagen al descubierto

Las investigaciones siguen su curso, pero algunos ingenieros han admitido que falsear los datos era lo único que podían hacer ya que las exigencias de calidad de la compañía eran muy difíciles de conseguir. Y por tanto la consecuencia de esta decisión se basó en medidas tan peculiares como cambiar la presión de los neumáticos, mezclar aceite con diésel en el motor y otra serie de artimañas totalmente ilegales.

El precio de la mentira

Todavía estamos en mitad del proceso de investigación y ya hay más de 10 millones de coches que han tenido que ser retirados del mercado. De esta cifra cerca de un millón se deben a la manipulación en las emisiones de CO2, en proporciones tan altas que podrían significar un riesgo para nuestra salud. En España se han vendido 50.000 vehículos con estas deficiencias que atañen a diversas marcas que usan el mismo motor, como es el caso además de Volkswagen, de Audi, Skoda o Seat.

Las trampas de Volkswagen al descubierto

Las pérdidas se estiman en unos 1.700 millones de euros, aunque se cree que el monto total superará incluso los 6 millones. Sin embargo, el coste real de este tremendo error será mucho más alto. Y no hablamos solo de las demandas millonarias que va a sufrir la compañía por parte de particulares y empresas, sino de lo dañada que ha quedado la imagen de Volkswagen, cuya popularidad ha caído en picado y genera desconfianza entre sus consumidores.


Sigue leyendo un nuevo post en Coches y Motos 10: BMW M4 GTS Serie 4

No hay comentarios: