¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?



Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico

Los coches eléctricos están aumentando su popularidad debido a su beneficio en la mejora del medio ambiente, a una mayor autonomía y a las ayudas y exenciones fiscales a las que están sujetos. Pero muchos consumidores no acaban de dar el paso hacia la movilidad sostenible por qué no están seguros de cuánto cuesta realmente conducir un vehículo eléctrico.

Existen muchas ventajas a la hora de adquirir un coche eléctrico, además de aquellas relacionadas con la ética medioambiental cada vez mayor en la sociedad. Por un lado, su compra supone un ahorro fiscal, ya que estos vehículos están exentos de pagar el impuesto de matriculación y, en algunos municipios, se les aplican reducciones de hasta un 75% en el impuesto de circulación. Además, el Gobierno central, mediante el plan MOVALT, concede ayudas de hasta 5.500 euros a quienes se decidan por este tipo de coches.

A pesar de que en la actualidad el desembolso que requiere comprar un coche eléctrico es el un 50% mayor que el que supone un coche convencional, el RACC ha demostrado a través de uno de sus estudios que un conductor que recorra 25.000 km al año, acabará ahorrando hasta 29.000 euros en un período de 8 años, recuperando así la inversión. Aunque el mayor ahorro que obtendrá será en la fuente de alimentación de energía que utiliza para desplazarse, ya que un coche eléctrico necesita un tercio menos de energía para hacerlo.

Realizar la carga completa de un coche eléctrico por menos de 3 euros

La mayoría de las cargas que un usuario realizará a su coche eléctrico tendrán lugar en su casa, ya sea en su domicilio o en la plaza de su garaje comunitario.  Debido a que el vehículo incrementará su factura de la luz, muchos se preguntan si es rentable. Y la respuesta es que sí.

Si se elige la tarifa de la luz adecuada, se puede recargar un coche eléctrico completamente por 2'32 euros. Existe una tarifa eléctrica llamada tarifa del Vehículo Eléctrico o tarifa 2.0 DHS, que está especialmente diseñada para este tipo de conexión. Consta de tres períodos de discriminación horaria, siendo el período 'supervalle' el más conveniente para realizar la carga, ya que va desde la una a las siete de la mañana, momento en el que la mayoría de conductores recargan sus coches.

Aunque depende de la potencia que se tenga contratada y del vehículo, basándose en el precio de la luz a fecha del 27 de noviembre de 2017, de 0'12 euros por kW, se calcula que implicaría un coste de 1.5 euros por cada 100 kilómetros recorridos con un vehículo eléctrico.

Conociendo la reducción drástica del gasto en consumo y mantenimiento, los conductores van a empezar a tener más en cuenta la instalación de un punto de recarga en sus hogares para empezar a disfrutar de la conducción sostenible.

Para más información, emovili.


No hay comentarios: