Un buen mantenimiento de los neumáticos para que duren más.

Los neumáticos de un automóvil son el vínculo entre el conductor y el asfalto y hace que los neumáticos sean uno de los aspectos más importantes para el funcionamiento de un vehículo en la carretera. Sepa lo que debe hacer a los neumáticos de su coche para durar el mayor tiempo posible, así podrás disfrutar de la máxima comodidad y seguridad y extraer de ahí un mayor disfrute de sus viajes en coche.

La importancia de los neumáticos

Para que los neumáticos de un coche tengan mayor longevidad hay algunos detalles que un conductor debe tener en cuenta. Son estos:

La presión de los neumáticos:

Debes comprobar la presión de aire de los neumáticos de tu coche una vez al mes y, sobre todo antes de hacer un gran viaje o antes de una ruta que implica altas velocidades. La presión del aire de los neumáticos debe comprobarse con el neumático frío, o cuando el coche ha viajado una distancia no superior a tres kilómetros de lo contrario el sobrecalentamiento de los neumáticos no permite mostrar  sus medidas reales. También de gran importancia es que el conductor no se olvide de comprobar la presión de los neumáticos de repuesto, ya que se pueden utilizar cuando menos te lo esperas.

La presión correcta de los neumáticos tiene que ver con la maniobrabilidad del coche, piezas de automóvil que no se desgasten y el consumo de combustible. Al comprobar la presión de los neumáticos del coche miramos por el bienestar del automóvil, así como sus finanzas, ya que las consecuencias de unos neumáticos no calibrados conducen al desgaste y reemplazarlos.

La sustitución de válvulas de los neumáticos:

Las válvulas de los neumáticos deben ser reemplazadas con los neumáticos. La válvula asegura la estanqueidad y contribuye a la longevidad del neumático, pero se deteriora bajo el efecto de la fuerza centrífuga de los neumáticos a que están sujetas. Para que el rendimiento del coche no se vea afectado, las válvulas de los neumáticos y las llantas se deben reemplazar cada 13,000 km u 8,000 millas.

El balanceo:

El balanceo es un elemento clave para cumplir con la vibración del coche. Por lo tanto, las ruedas tienen que estar equilibrados con pequeñas pesas para evitar el desgaste prematuro de los neumáticos, los órganos de suspensión, dirección y rodamientos.

La alineación:

Para comprobar la alineación de un vehículo, el conductor debe mantener tu vehículo funcionando en línea recta sobre una superficie plana. Si el vehículo comienza a deslizarse hacia un lado, las ruedas están mal alineados y esto puede causar un desgaste desigual de los neumáticos, el cual, a su vez, afectan a la seguridad y la maniobrabilidad del vehículo.

La profundidad del relieve de los neumáticos:

La profundidad del relieve de los neumáticos es también un factor muy importante en la seguridad de un coche en la carretera. El agarre de la mayoría de los neumáticos actuales está diseñado para drenar el agua. Si no hay agarre del neumático de acuerdo con el límite legal (1,6 mm), es decir, si hay un "roto" o "calva", los neumáticos pierden su eficacia, e incluso pueden dar lugar al hidroplaneo o aquaplaning. Independientemente de la calidad de los frenos y amortiguadores, si los neumáticos están desgastados esto significa que aumenta la posibilidad de un accidente.

La importancia de los neumáticos


No hay comentarios: