Evolución de las marcas de motos japonesas en los 70


Los años setenta fueron unos tiempos experimentales en los que las marcas japonesas desbarraron por diferentes caminos, hacia dónde voy, quién soy yo, qué hago aquí...Claro que no todos lo hicieron con igual fortuna, y aunque el alumno aventajado fue sin duda Honda con la Four 750 –ya desde el 68–, no fue sino Kawasaki la que marcó la diferencia con el lanzamiento de la Z900 en1973, con su motor tetra cilíndrico de doble árbol de levas en la culata.


Evolución de las marcas de motos japonesas en los 70

Suzuki trataba de asentarse en el mercado

No era aún Suzuki una marca estabilizada, ya que como denominación tan solo contaba con diez años de edad, pues antes del 63 con el nombre de Colleda fabricaba motos inspiradas en viejos modelos europeos de 2T como los Adler, no siendo hasta 1966 cuando Suzuki entró de lleno en la competencia por un puesto importante en el sector con el modelo T 20, de 2T, también denominada Super Six, haciendo referencia a las seis velocidades del cambio; algo realmente novedoso fuera de la competición.


El motor bicilíndrico de 250 cc estaba fundido en aluminio con los cárteres cerrados horizontalmente, y con los cilindros también de aluminio, realizándose el engrase por medio de una bomba mecánica, que, si bien ya lo utilizaba Yamaha en sus Y DS 3, la de Suzuki era totalmente fiable.


motos japonesas en los 70

Así fue que esta ligera Suzuki de 135 kg de peso y 29 CV, que alcanzaba una velocidad de casi 100 mph, sirvió para su presentación en sociedad en1966, enfrentándose ni más ni menos que a la Honda CB 72, la susodicha Yamaha, y la recién llegada Kawasaki Samurái bicilíndrica, de 2T y 250 cc.

Así continuaría la década de los sesenta, finalizando con aumentos de cilindrada, con la Kawasaki H1 500 y la Suzuki 500 Cobra. Por otro lado, Honda ya se había adelantado por el camino de los 4T años atrás, llegando al 68 con la Four 750. Pero esa era otra guerra.


Puentes elevadores para vehículos pesados

Si estás pensando en hacer crecer tu taller o directamente montar uno nuevo, has de tener en cuenta que muchos vehículos a partir de un peso o dimensiones van a tener necesidades especiales para los que deberás hacerte con un puente elevador preparado para estas circunstancias.

puente elevador para vehículos pesados

Una vez que hemos presentado "lo obvio" comentamos que este tipo de puente elevador se caracteriza por cumplir con unas dimensiones mínimas, una capacidad técnica que permita mover todo tipo de vehículos como autobuses, carretillas, tractores, camiones, etc... todos ellos con un peso muy significativo.

Cuando ya tenemos el vehículo en cuestión a la altura que más nos pueda interesar, nos ofrecerá una comodidad y facilidades que nos hará más sencillo realizar las tareas de mantenimiento o arreglos.
De esta manera vamos a poder llevar a cabo tareas que nos resultaría muy complicadas hacerlas desde el suelo, como por ejemplo poder acceder a diferentes zonas del vehículo.

A la hora de hacerse con uno de estos puentes elevadores para vehículos pesados no solo vamos a tener que sopesar las características técnicas que mejor se adecuen a nuestras necesidades sino también el tipo de mantenimiento y soporte que nos ofrezcan para tenerlo siempre en el estado más óptimo para su funcionamiento y seguridad.

Puente elevador con columnas móviles

Tenemos que valorar entonces tres cuestiones al menos a la hora de adquirir nuestro puente elevador:

-El precio, como es natural en la mayoría de compras de productos y servicios.
-El mantenimiento y soporte, fundamental en este tipo material que trabaja con vehículos de grandes dimensiones y peso.
-La seguridad, debido a lo que hemos hablado en el punto anterior es notable que no podemos dejar ninguna cuestión al azar a la hora de manipular estos vehículos, ya que la seguridad debe primar.

De esta manera, tendremos que poner en una balanza estas tres cuestiones y quedarnos con la más interesante.