La serie Solaris del Citroën C4 en latinoamérica



Una serie especial de Solaris vuelve al mercado latinoamericano en 2012, ahora el modelo Citroën C4. Con este modelo, la marca francesa tiene como objetivo impulsar las ventas que el anterior modelo, el C3 no pudo obtener y así poder compensar las perdidas que tuvieron.

El lanzamiento de esta serie del modelo C4, el cual tiene un techo corredizo que lo diferencia de otros del mismo modelo. Citroën lo ofrecerá sólo para las versiones de esta serie a la línea C4 (Exclusive). El techo está equipado con anti-aplastamiento y se pueden programar dos posiciones en la memoria del coche. Además, para abrir el vidrio se requiere sólo tocar un botón y cuando el conductor retira la llave de contacto del vidrio se cierra automáticamente.

Las ventajas del techo es la de proporcionar un mayor brillo al Citroën C4, una mejor circulación del aire y mayor confort a los pasajeros. Todo ello sin olvidarse de la seguridad, teniendo en cuenta este punto, la tecnología del techo solar está instalada de modo que no haya resistencia a la deformación del cuerpo en caso de un accidente. Además de estos elementos, se incluyen en el C4 Solaris: faros de xenón direccionales que encienden automáticamente, sensor de lluvia, faros antiniebla y sensores de aparcamiento. En el interior, la edición Solaris está equipada con un volante con mandos centrales fijos y asociados a una pantalla traslúcida para la visualización de información direccional.

El C4 Citroën Solaris sale al mercado equipado con un motor Flex 2.0 que se mueve en etanol con una potencia de 151 hp. Se puede comprar con una caja de cambios manual o de transmisión automática secuencial. La versión de transmisión manual llega al mercado con un valor más económico, siendo su precio de USD$ 30.300, mientras que la versión con transmisión automática secuencial tiene un costo que rondara los 34.500 dólares norteamericanos. Estos precios son altamente competitivos en el género que este coche esta dirigido, además que por su seguridad y confort hace que lo valga.


No hay comentarios: