Encontrar un coche de segunda mano barato y bueno


Comprar un coche de segunda mano basándonos simplemente en factores estéticos, kilometrajes, fechas de matriculación o marcas, puede dar como resultado la pérdida de dinero y que el servicio que contábamos darle al vehículo se vea mermado por continuas y largas estancias en el taller. Por este motivo vamos a ver cómo podemos encontrar coches de segunda mano baratos y buenos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que un automóvil es una máquina y que por buena que resulte una marca o modelo en particular, puede que el paso del tiempo o un uso inadecuado le hayan mermado el tiempo de vida. Por eso vamos a ver como identificar síntomas de deterioro y dónde encontrar coches fiables.

Los coches de ocasión


Coches de segunda mano baratos y buenos: síntomas de deterioro

Algunos de los síntomas que nos indicarán que el coche no está bien son los que veremos a continuación. Si percibimos alguno de ellos lo mejor es no correr riesgos y abandonar el proceso de compra:

·  Exterior del vehículo. No es lo más importante, pero sí es lo primero que vemos. El que percibamos que un vehículo tiene la pintura original será un buen síntoma, ya que querrá decir que no ha sufrido golpes y que por tanto no habrá daños ocultos producidos por este hecho. Ojo, esto no quiere decir que el coche esté pintado sea un motivo para descartarlo, pero si es así hemos de ser más cuidadosos. Si detectamos que está pintado preguntemos al vendedor si su seguro es a todo riesgo, ya que podría haber decidido quitar algún rayón o pequeñas abolladuras de las puertas. También fijémonos en que las puertas abran y cierren correctamente, así como el portón del maletero y el capó. Si rozasen podría ser porque por un impacto se hubiese deformado la estructura del vehículo.


·  Motor y mecánica. Lo mejor para saber si el motor está bien es contar con la ayuda de un profesional, a poder ser especializado en ese modelo en concreto. Si tenemos la suerte de tener un mecánico entre nuestros conocidos pidámosle que nos acompañe. Si no es el caso, pidamos al vendedor que nos permita hacer una visita a un taller de confianza. Por poco dinero saldremos de dudas a este respecto. Además, prestemos mucha atención al probarlo de que no haya vibraciones y que no se desvíe a un lado u otro o sea difícil mantener el recorrido en línea recta.

·  Interior. El estado interior nos dirá mucho de si el conductor mimaba el vehículo o no. Si huele mal, está sucio y hay roturas, el coche nos estará diciendo que ha sido maltratado y difícilmente se habrá cuidado bien la mecánica si no se ha hecho por dentro.

·  Electricidad. Fíjate en todos los detalles. No dejes nada por probar. Las ventanillas deben abrir y cerrar, no debe haber parpadeos en la iluminación interior ni exterior, no debe oler a plástico quemado, prueba la calefacción y el aire acondicionado. Estas reparaciones suelen ser caras y echar a perder el ahorro que inicialmente hayamos hecho con la compra.

·  Libro de mantenimiento. El libro de mantenimiento debe estar correctamente sellado y cada revisión hecha en el tiempo y con las operaciones indicadas en dicho realizadas en el kilometraje, por ejemplo, cambios de bujías, de correas y poleas de la transmisión, etcétera.

Dónde encontrar un coche de segunda mano barato y bueno
Además de estos factores que hemos indicado es fundamental buscar nuestro coche en el lugar adecuado. Veamos cómo hacer la mejor compra.

·  Particulares. No hay nada como cómo comprar el coche a un particular que lo haya cuidado y atendido correctamente. Una gran opción es comprarle el coche a alguien conocido. Sabemos si lo lleva forzado, si aparca con cuidado o de cualquier manera sobre los bordillos, si revisa realmente los niveles cada cierto tiempo y si el automóvil ha tenido siniestros de consideración. Pero esto no siempre es posible. Hay mucho pirata que da un lavado de cara a un vehículo en mal estado y lo vende por nuevo. Si el coche está en la calle, asegúrate de que sea realmente de un particular y no de una de estas mafias que vende multitud de coches haciéndose pasar por el único propietario. Mira que el número de teléfono no coincida con el que está en otros coches anunciados. Deja que sea él quien te diga qué coche es y no comiences la conversación hablando de la marca y modelo ya que si sólo tiene a la venta un coche no tendrá dudas de a cual te refieres. Cuando conozcas al vendedor sé observador. Tiene que darte buena pinta, si es padre o madre y lo ves con la familia mejor. Los jóvenes son más propensos a cuidar menos las cosas. Aunque no son reglas infalibles sí pueden indicar que el vehículo ha tenido una buena vida.

·  Compraventas. Informate previamente de la opinión de otros compradores cuando pienses en adquirir tu coche en una casa de compraventa. Si las opiniones son favorables y los que ya adquirieron vehículos aquí están satisfechos con la compra, adelante. Pero si vemos que hay muchos comentarios negativos pensémonoslo mucho antes de comprar ahí.

·  Renting o alquiler. Los coches que vienen de renting o alquiler son una verdadera lotería. Estos vehículos han estado en manos de una persona que sabía que en unos tres o cuatro años iba a devolverlo, en el estado mecánico que fuese, que ha tenido cubierta cualquier incidencia sin ningún tipo de complicación para él y que no se ha de preocupar de nada a la hora de la venta. Todo esto en el mejor de los casos, ya que la mayoría son coches de empresa o de servicios de diferentes agencias, que pasan por distintas manos. Por estas razones hay que ser extremadamente precavido antes de comprar un coche proveniente de renting o alquiler.

Tener en cuenta todas las medidas que hemos mencionado nos ayudará a encontrar el coche de segunda mano que buscamos, un vehículo en las mejores condiciones que nos dure mucho tiempo.

Palabra clave: coche de segunda mano barato y bueno


Etiquetas: coche de segunda mano barato y bueno, coche de segunda mano, coche de segunda mano barato, vehículo de segunda mano.

No hay comentarios: