Los coches que más se revalorizan en el mercado


El coche no tiene por qué ser un “agujero de dinero” que pierda valor nada más salir del concesionario: existen distintas fórmulas de conseguir dinero rápido por tucoche en cualquier momento, ya sea mediante un crédito urgente o mediante fórmulas como la de compartir trayectos, alquilarlos etc. cada vez más frecuentes en el mercado.

No obstante, más allá del monto de dinero que podamos conseguir mediante todas estas técnicas, existen ciertos vehículos que no sólo no pierden valor, sino que van adquiriendo un mayor coste en el mercado a medida que pasa el tiempo.


Imagen: noticias.coches.com
Características para la revalorización de un coche

Invertir en coches es una jugada muy arriesgada si se quiere llevar más allá del coleccionismo, ya que en ocasiones conlleva gastar una gran cantidad de dinero por un vehículo que sin el apropiado tratamiento, puede perder valor día tras día. Sin embargo, un coche bien tratado y elegido, puede llegar a revalorizarse hasta un 700%, como ocurrió en el caso del Porsche 911, que de valer 80.000 euros hace 12 años, ahora lo encontramos por un coste no inferior a los 600.000 euros, ¿Qué caracteriza a un coche para la inversión?

·         Ediciones especiales: el problema de las ediciones especiales es que su coste ya da pistas del porqué de su revalorización. Marcas como Ferrari o Lamborghini lanzan frecuentemente modelos de edición limitada de los que sólo producen en torno a las 100 unidades, pero esta exclusividad y el hecho de ser marcas de renombre a las que les rodea el lujo hacen que puedan alcanzar precios desde los 100.000 a en torno al millón de euros.

·         Modelos históricos perfectamente conservados: podemos revalorizar modelos de los que se han producido en masa millones de cantidades siempre que sean todo un hito y los conservemos en perfecto estado de carrocería y motor como para atraer apasionados de lo vintage. Hablamos de modelos no ya solo tan conocidos como el Seat 600, sino que como éste, evoquen a toda una época: casos como el R5 o la emblemática y codiciada furgoneta Volkswagen Camper.
·         Lujo al alcance del mercado de ocasión y de segunda mano: vehículos como el Mercedes SL500 es fácilmente conseguible por unos 6.000 euros y puede ser un modelo digno de revalorizarse si una vez adquiridos le aplicamos un mantenimiento adecuado que permita que en unos años, cueste más del precio por el que lo adquirimos.

Claves para dar con un modelo revalorizable

La clave para este tipo de operaciones inversionistas está en tener buen olfato, controlar el mercado de la producción y contar con asesoría inversora, ya que un Mercedes por ser simplemente un Mercedes no nos garantiza la revalorización, pero sí si el modelo tiene detrás una historia que lo haga atractivo, haya pocas unidades disponibles (recordemos que se hicieron millones y millones de seiscientos, pero hoy es difícil encontrar uno que funcione adecuadamente como nuevo) y tenga ciertas peculiaridades que lo haga único (un motor diferente a la línea de producción original de la marca, acabados diferentes etc.).


En definitiva, a pesar del estigma de que un coche es un sacacuartos continuo, no deja de ser una inversión, y como tal, podemos sacar beneficio de ella si la realizamos con cabeza.  

No hay comentarios: