El futuro de la industria automovilística está en lo digital


Hace varios años hablábamos de increíbles innovaciones en la industria automotriz como los sistemas de frenado de emergencia (AEB), el control automático de estabilidad (ASC) o la asistencia de mantenimiento del carril. De hecho, algunas de estas tecnologías se volvieron tendencia y ahora su uso es obligatorio en 40 países de Europa y Japón. Los automóviles eléctricos también han marcado un hito para la industria, y aún lo hacen. Sin embargo, en los últimos años la verdadera protagonista ha sido la tecnología digital.
Veamos.

La tecnología y el motor

Vehículos de conducción autónoma


La compañía Apple ha incorporado un sistema de conducción autónoma a modelos SUV Lexus RX450h. Los carros poseen un sistema LiDAR de cámaras y sensores inteligentes en la parte superior.

En general, los carros de conducción autónoma se clasifican en cinco niveles. El nivel cinco apunta a vehículos 100% independientes. Es decir, que no necesitan influencia humana alguna para cumplir sus funciones. Un ejemplo es el e-Palette, un nuevo concepto de carro que está desarrollando la empresa Toyota. El vehículo se adaptará a diferentes usos como compartir viajes, repartir comidas o servir (en alianza con Amazon) como una tienda retail ambulante de forma totalmente automatizada.
Otras compañías que adelantan modelos de carros autónomos son Google y Tesla.

Automóviles conectados a Todo


C-V2X es el nombre de la tecnología que permitirá que los autos se conecten entre sí y con el medio que les rodea. Está siendo desarrollada por la 5G Automotive Association y empresas tecnológicas como Savari y Qualcoom. Con esta innovadora tecnología, los autos podrán actualizar sus rutas en tiempo real y tomar decisiones con la información que llegue de otros vehículos, internet, elementos como semáforos, e incluso peatones.

La llamada tecnología inteligente en vehículos viene de una adaptación de los sistemas inteligentes que conocemos en teléfonos móviles e incluso en el hogar. Por ejemplo, los electrodomésticos que responden a comandos de voz y se interconectan entre sí para ofrecer múltiples funcionalidades al usuario. En el futuro también habrá carreteras inteligentes que avisen del tráfico vehicular e incluso utilicen energía solar para recargar los autos eléctricos mientras se conduce.

Vehículos con realidad virtual y realidad aumentada


La compañía Nissan está desarrollando la tecnología i2V (Invisible-to-Visible). En el Consumer Electronics Show (CES) del 2019 se presentó un prototipo de automóvil con sensores que envían señales a un servidor en la nube llamado Omni-Sensing. Los datos recopilados se ejecutan proyectando información en tiempo real sobre el parabrisas del vehículo. Con esto, se espera brindar datos útiles al conductor. Por ejemplo, mostrarle hacia dónde girar o indicarle acerca de un accidente ocurrido en la curva de más adelante.

El i2V también cuenta con un sistema de realidad virtual, el Metaverse, que proyecta objetos e incluso personas al interior del automóvil con la posibilidad de interactuar con ellos. Se trata de una apuesta desafiante con una tecnología que inicio en los videojuegos, pero que cada vez se expande a otros sectores. Por ejemplo, hay casinos que están desarrollando versiones de realidad virtual de clásicos juegos como la ruleta. También, en el sector educativo a través de la metodología conocida como gamificación. Finalmente, en el sector automotriz con la propuesta de Nissan.

A manera de conclusión, la tecnología digital está abriendo terreno en la industria del motor, y responde a las necesidades de una sociedad interconectada. Empresas como Google, Apple y Facebook ya le están haciendo competencia a los gigantes de la industria automovilística como Ford y General Motors. Las nuevas tecnologías digitales pretenden mejorar la conectividad al volante, cuidar el medio ambiente y reducir el esfuerzo humano (o el error) en los ambientes de manejo tradicionales.

No hay comentarios: