Racechip: diversión y potencia al volante

¿Qué es RaceChip?


RaceChip es un equipo de desarrollo fundado en Alemania por Manuel Götz a fines de 2007 con el objetivo de crear nuevos elementos que entrarían dentro del mundo del chiptuning. En poco tiempo, la modesta empresa que contaba con solo 3 empleados comenzó a experimentar y sacó al mercado las dos primeras versiones del chiptuning RaceChip, un procesador de 48 MHz y conectores FCI-Automotive que es capaz de transmitir la fuerza del motor a las ruedas en tiempo real.

Lo más importante para esta compañía es garantizar la diversión al volante y buena muestra de ello la encontramos en su lema: más potencia, más directa y con mayor ahorro.


RaceChip Chiptuning: máxima eficacia


Son más de 100.000 los clientes de RaceChip a lo largo de 29 países que han confiado en esta marca alemana, que cuenta desde 2009 con el certificado DIN EN ISO 9001 y que por tanto está obligada a cumplir unos niveles de calidad muy exigentes, tanto en el desarrollo como en la producción y envío de sus productos, así como la asistencia posterior a la venta.

Qué es RaceChip

Módulos de RaceChip


En la actualidad la empresa cuenta con tres modelos distintos de chiptuning RaceChip: RaceChip, RaceChip Pro2 y el novedoso RaceChip Ultimate, que van a aumentar tanto el rendimiento como la potencia de tu motor al mismo tiempo que economizas el combustible

Características de los Módulos RaceChip


Resistentes a la temperatura: estos módulos pueden someterse sin problemas a grandes cambios de temperatura y se garantiza su correcto funcionamiento en parámetros que van desde los -20 grados a los 135.

RaceChip

Resistentes al deshielo: como ya sabrás, la sal que se produce tras el deshielo afecta negativamente a todos los sistemas electrónicos e incluso puede alterarlos para siempre. Sin embargo, los módulos RaceChip son muy resistentes a dicho efecto y durante las pruebas deben aguantar 10 días sumergidos en este tipo de sal antes de salir a la venta.


Resistentes a los golpes: los ensayos han demostrado que incluso los golpes más severos (de hasta 500/minuto) no alteran el funcionamiento de los chiptuning RaceChip.

No hay comentarios: