Consejos de traducción médica


La traducción médica es la traducción de documentación técnica, regulatoria, clínica o de marketing, software o currículos de capacitación para los campos farmacéutico, médico o de atención médica. Este servicio particular es utilizado constantemente por los hospitales para garantizar que ofrecen un tratamiento justo y un diagnóstico correcto del problema particular de un paciente.

Traducciones médicas

Cualquier persona que trabaje en la industria de la traducciónes médicas puede utilizar estos consejos:

- Obtener la certificación: esto no siempre es necesario, pero obtener la certificación puede proporcionar una ventaja competitiva, lo que se traduce en aumentos salariales desde el primer día.

- Establezca metas diarias y tome descansos regulares - Establecer metas a corto plazo a lo largo del día lo ayudará a pasar el día más rápido y, en última instancia, lo ayudará a administrar su tiempo de manera más efectiva. Tomar descansos por hora por unos minutos hará toda la diferencia y lo ayudará a reenfocarse.

- Distracciones - La terminología médica es uno de los lenguajes más complicados y contradictorios, donde los errores médicos pueden ser muy graves y provocar situaciones que ponen en peligro la vida. Por lo tanto, es importante intentar mantener todas las distracciones al mínimo.

- Perfección - Un consejo muy importante es tratar de evitar cometer errores. El viejo adagio "tiempo es dinero" es apropiado en este campo: el error más pequeño puede resultar en un tiempo adicional dedicado a corregir esos errores.

- Investigación: aparte de la competencia en los idiomas de origen y de destino, un buen traductor médico debe tener excelentes capacidades de investigación. Él / ella debe mantenerse al tanto de la última terminología médica a través de las revistas más recientes, así como navegar por la web. Las herramientas típicas requeridas para la traducción médica serían diccionarios científicos y médicos actualizados, libros, acceso a Internet, etc.

Las traducciones médicas

Toda la redacción de los documentos médicos debe estar redactada en inglés simple o en el idioma nativo requerido. El estándar recomendado para el nivel de idioma es del cuarto al octavo grado de la escuela. Cualquier término científico o legal debe ser explicado en términos simples. La versión original y traducida debe ser "coherente", lo que significa que el estilo y el contenido originales deben conservarse. Incluso el tamaño de la fuente y la información del pie de página deben mantenerse.

La traducción también debe mantener una cuenta en primera persona como "I", "my", "yo" durante todo el proceso. Las herramientas de memoria de traducción identifican el texto repetitivo presente en el documento de origen y lo correlacionan con el segmento traducido previamente para garantizar la coherencia.

Un traductor médico debe tener un profundo conocimiento del tema, así como también la inclinación para que la investigación obtenga traducciones médicas precisas. Uno de los problemas que enfrentan los traductores médicos es el uso constante de abreviaturas y acrónimos en el campo de la medicina. 

Además de las dificultades de un traductor médico están los múltiples significados de la misma abreviatura o acrónimo. Dependiendo del contexto, el traductor tiene que elegir el significado correcto. Este hecho aumenta la necesidad de contratar un servicio de traducción profesional para traducir documentos médicos.

No hay comentarios: