Qué hago si se pincha el neumático


Muchos conductores no han sufrido nunca la incomodidad de un pinchazo y quizá nunca les ocurra, pero siempre puede ser útil saber qué hacer en estos casos para no volvernos locos ni desesperarnos.
El pinchazo de un neumático es algo muy frustrante, una de las mayores incomodidades que pueden surgirte conduciendo además de sufrir un accidente. Un pinchazo en carretera a grandes velocidades es muy peligroso y puede causar un daño mayor. Aunque lo más común es que suceda en el asfalto de una vía interurbana: un simple bordillo que no vemos o un resalto de un pivote roto pueden causarnos este tipo de averías.

Es importante el mantenimiento de los neumáticos de tu coche  ya si cuidamos este elemento de nuestro vehículo es muy difícil que nos llegue a ocurrir un pinchazo. Esta pasa por revisar periódicamente el dibujo de nuestros neumáticos controlando que no lleguen nunca a los indicadores de desgaste puestos por el fabricante (resaltos transversales que indican el límite de desgaste máximo).

Hay que tener en cuenta que el calor desgasta los neumáticos, con lo que deberemos tener especial cuidado en verano. También es importante controlar los niveles de presión adecuados, ya que si esta es errónea es neumático se desgastará anómalamente y más de la cuenta (tanto si la presión es superior como si es inferior a la recomendada por el fabricante).

Los pasos a realizar para el cambio de un neumático son los siguientes:

1º Localizar el gato y resto de herramientas para el cambio, colocándolos junto al neumático. Si nos encontramos en medio de la calzada en una zona transitada podemos utilizar un spray anti escape de aire que evite que salga más aire hasta que lleguemos a una zona apta para cambiar el neumático.
2º Colocar el gato junto a la rueda a cambiar, justo sobre la zona habilitada en el vehículo (sección colocada por el fabricante) para levantar el coche. Nada más situarlo asegurándose de que está bien realizado, sin levantar aún el coche.
3º Aflojar las tuercas de la rueda y posteriormente levantar el vehículo.
4º Cuando el vehículo esté elevado terminar de aflojar la rueda y extraerla.
5º Coger la rueda completa de repuesto y colocarla en su lugar apretando fuertemente las tuercas.
6º Bajar el coche de nuevo y ajustar una vuelta más las tuercas para asegurarse de su completa seguridad.

Con estos sencillos pasos ya tenemos la rueda cambiada, aunque es importante que pasemos por el taller cuanto antes para reponer la rueda cambiada.

No hay comentarios: