Prescindir del diésel es solo el primer paso


Todo apunta a que el fin del diésel está cerca. En Francia y el Reino Unido las políticas de automoción se han propuesto ya la eliminación de los coches de combustión interna para el año 2040, una medida que incluso Alemania, el gigante de la automoción en Europa, empieza a plantearse muy en serio. ¿El motivo? Los países aseguran que se preocupan por el medio ambiente y que, por tanto, hay que dejar de utilizar un combustible tan contaminante como el gasoil. Cuestiones políticas aparte, lo cierto es que en un mundo globalizado como el nuestro todo está conectado, por lo que ningún país podrá mantenerse al margen de la ya bautizada como “crisis del gasoil”.

Tesla Model S, noticias del motor

¿Cómo se ha llegado a esta situación?  Muchos aseguran que el principal desencadenante fue el “dieselgate”, el escándalo de fraude en la medición de las emisiones contaminantes que se descubrió hace casi dos años y que afectó a los vehículos de Volkswagen. A partir de ese momento, gobiernos, organizaciones independientes y ciudadanos empezaron a desconfiar de los vehículos diésel  y de sus fabricantes. Una preocupación que se ha visto fundamentada con datos, ya que ahora sabemos que las emisiones de NOx (los gases contaminantes procedentes del diésel) contaminan mucho nuestras ciudades y generan graves problemas para la salud. Por ejemplo, la OMS asegura que el humo de estos motores causa cáncer de pulmón y posiblemente de vejiga y otro estudio del Consejo Internacional de Transporte Limpio afirma que el impacto de todas las emisiones de NOx diésel del mundo, permitidas y "excesivas", podría relacionarse con 183.600 muertes tempranas en 2040.

Por eso, y aunque algunos fabricantes consideran que el diésel tiene futuro y han diseñado motores menos contaminantes de gasoil, cada vez más marcas apuestan por combustibles alternativos que les permitan diseñar vehículos potentes pero más eficientes y sostenibles con el medio ambiente. ¿Será el fin de los coches deportivos? Los apasionados del motor y de la velocidad no tienen por qué preocuparse. Ya hay coches deportivos que contaminan menos y marcas como Tesla, que han apostado por los vehículos eléctricos, han demostrado que los coches más limpios pueden ser igual de “cool”.

Evolución del sector del motor

Y es que las nuevas tecnologías pueden ayudar, y mucho, a mejorar un sector. No ha ocurrido solo en el de la automoción. La telemedicina, por ejemplo, no para de evolucionar gracias a la innovación tecnológica y lo vemos también en otros sectores más mundanos como los relacionados con el entretenimiento. La industria de los juegos de azar también lo demuestra. Las nuevas tecnologías han impulsado los casinos online que, a su vez, han popularizado todavía más juegos tan importantes como el póquer. Puede que muchos estuvieran en contra de jugar partidas virtuales, pero lo cierto es que la esencia del juego no se ha perdido y los casinos online son cada vez más accesibles y realistas.

Habrá que esperar para saber si es cierto o no que el diésel tiene los días contados. La tecnología, sin duda, jugará un papel clave para que los automóviles sean más eficientes y menos contaminantes. También las apuestas de los fabricantes. Algunos como Mazda incluso dicen que pueden fabricar coches de gasolina más eficientes que los eléctricos.

No hay comentarios: