Volkswagen se tambalea tras el escándalo de las emisiones


El escándalo Volkswagen ha supuesto un terremoto en el mundo del motor que aún no se sabe qué consecuencias va a tener para la empresa. Con millones de coches afectados, más de 600.000 en España, Volkswagen va a tener que afrontar multas y reclamaciones por importes desorbitados, hasta tal punto, que una empresa de su tamaño e importancia, está ahora viendo la quiebra como algo real ya que el importe total puede llegar hasta más de 40.000 millones de euros.


Mientras tanto, Volkswagen está viendo como las líneas de teléfono que han habilitado para informar a sus clientes sobre si su coche es uno de los que cuentan con motores trucados se saturan ante la avalancha de gente que quieren comprobarlo, ya que Volkswagen tampoco ha comunicado de forma oficial como pretenden solucionar este problema, y es que el acabar con las emisiones contaminantes podrían suponer una pérdida de prestaciones en el coche o incluso un aumento del gasto de combustible que supondría un problema para el bolsillo de sus clientes.

volkswagen, emisiones, escándalo, quiebra, software, motores trucados

Y todo esto por un simple software que decidieron instalar dentro de sus coches. Este software ya había sido probado en Japón aunque Volkswagen decidió aprovecharse de él para cometer unos de los engaños más caros de la historia.  El programa informático era capaz de detectar si el coche estaba siendo utilizado en unas condiciones habituales de carretera o si en cambio, se encontraba en unas instalaciones de evaluación gracias al sistema de navegación. Y con esta información el coche cambiaba artificialmente sus prestaciones para consumir menos y poder superar todas las pruebas de evaluación sin mayor dificultad. Aunque visto lo visto, la idea de reducir costes de Volkswagen no les va a salir como esperaban.


Sigue leyendo un nuevo post del motor en Coches y Motos 10: conoce el Mazda CX-3

No hay comentarios: